Las lecturas feriales del tiempo ordinario

373 les lectures ferials

En los días laborables del tiempo ordinario (también llamados “días feriales”), las lecturas están organizadas en una serie de treinta y cuatro semanas. A diferencia de los domingos, los días feriales sólo tienen una primera lectura y el evangelio. Cabe decir que ambas lecturas siguen dos líneas diferentes y sin relación.

El evangelio se repite cada año igual y nos ofrece una lectura continuada de los tres evangelios sinópticos, uno detrás del otro. Empezamos por Marcos –con una lectura que dura nueve semanas–, porque es el más antiguo, seguimos con Mateo –que dura doce semanas– y acabamos con Lucas –que dura trece semanas–. No leemos los textos de la pasión y la resurrección, como tampoco los evangelios de la infancia de Jesús, que se leen en sus tiempos propios. También se saltan algunos pasajes que están repetidos en los tres evangelios o en dos de ellos.

En cambio, la primera lectura, está distribuida a lo largo de dos años, en que se leen libros tanto del Antiguo Testamento como del Nuevo Testamento. Los libros del Antiguo Testamento como los del Nuevo Testamento no se leen siguiendo el orden de la Biblia, sino que se van alternando, para poder tener una mirada amplia y variada del mensaje de salvación. De todo este conjunto de libros se han seleccionado los pasajes más relevantes, si bien con diferente criterio: en el caso de les cartas apostólicas (Nuevo Testamento) se intenta seguir el hilo de cada carta; en los libros del Antiguo Testamento, se seleccionan los pasajes más significativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *